La responsabilidad civil es la obligación que tiene toda persona física o jurídica de resarcir como consecuencia de haber provocado un daño que el que lo sufre no tiene porque soportar.

La responsabilidad civil puede derivar de un incumplimiento de un contrato responsabilidad contractual

O de reparar un daño causado a otra persona sin existir ningún tipo de relación contractual  responsabilidad extracontractual.

Los requisitos que marcan nuestros tribunales para reconocer la responsabilidad civil y, por tanto, la obligación de resarcir son:

1) Que exista una acción u omisión antijurídica;

2) Que dicha acción u omisión produzca un daño;

3) Que exista culpa o negligencia que se le pueda atribuir al que realiza el acto

4) Exista nexo causal entre la acción y omisión y el resultado dañoso.

Nuestra máxima es ayudarle a encontrar la solución más beneficiosa en los siguientes supuestos:

  • RESPONSABILIDAD PATRIMONIAL DE LA ADMINISTRACIÓN: reclamamos cualquier tipo de daño que haya sufrido como consecuencia del funcionamiento, normal o anormal de un servicio público, ocupándonos tanto de la vía administrativa como de la vía contencioso administrativa, contando con un elenco de profesionales colaboradores de distintos ámbitos, tales como médicos, arquitectos, ingenieros para aquellos casos en los que se requiere de un informe pericial especializado.
  • RESPONSABILIDAD PATRIMONIAL DE LOS PARTICULARES: Reclamamos cualquier tipo de daño que haya sufrido como consecuencia de la acción u omisión de cualquier persona física o jurídica.
  • INCUMPLIMIENTOS CONTRACTUALES reclamamos cualquier tipo de daño que haya sufrido como consecuencia de incumplimientos de contratos, tanto de la vía extrajudicial como de la vía Civil, contando con profesionales especialistas. (Compraventa de vehículos, de inmuebles, vicios ocultos, etc)
  • RESPONSABILIDAD CIVIL DERIVADA DE DELITO Es la obligación que tiene el autor de un delito de reparar económicamente los daños y perjuicios causados o derivados de su actuación. Siendo el objetivo de la responsabilidad civil, compensar a la víctima por los daños causados.